Mutismo selectivo ¿Qué es?

Mutismo selectivo. ¿Qué es?

 

 

El mutismo selectivo es un problema de inhibición del habla que se inicia en la etapa preescolar, sobre los 3-4 años. El niño, a pesar de tener la capacidad de hablar, deja de hacerlo selectivamente delante de determinadas situaciones sociales o, solamente habla a personas a quienes tiene mucha confianza (padres y cuidadores habituales).

 

Como definición de mutismo selectivo yo he escogido la extraída de la Guía para la detección e intervención en mutismo selectivo: El mutismo selectivo es la dificultad que presentan algunos niños y niñas para comunicarse verbalmente en entornos y situaciones sociales poco familiares y/o personas poco conocidas. El mutismo selectivo es un trastorno de difícil detección y diagnóstico, ya que este problema suele pasar algo desapercibido y confundirse con un niño tímido y retraído porqué los niños y niñas que lo sufren sí suelen hablar con sus padres y familiares más cercanos, pero al llegar al cole guardan silencio y mantienen un tipo de relación con sus compañeros algo peculiar. Así que normalmente son los maestros quienes lo descubren y lo comentan con las familias. El mutismo selectivo puede iniciarse gradualmente como consecuencia de una timidez severa y extrema, de miedo a a situaciones sociales o a partir de alguna situación muy estresante (hospitalización, separación de los padres, cambio de domicilio, ...)

 

Este trastorno afecta a un 1% de los niños y niñas de edades comprendidas entre los 3 y los 8 años, y según diversos estudios, incide por igual en ambos sexos. Los niños con este trastorno, que por su baja incidencia es uno de los denominados "raros", suelen ser niños que previamente han mostrado un desarrollo del lenguaje normal dentro del hogar pero restringido en situaciones sociales o ante desconocidos. Estos niños también han mostrado: •con anterioridad al inicio del trastorno, altos niveles de ansiedad ante situaciones sociales.

 

•Ansiedad de separación en formas leves o moderadas.

•Timidez extrema.

•Aislamiento y retraimiento social.

•Negativismo.

•Tartamudeo.

•Enuresis

•Conducta oposicionista o manipuladora en el hogar.

 

Ante la sospecha de que nuestro hijo o alumno pueda sufrir mutismo selectivo, lo mejor que podemos hacer y lo más aconsejable es acudir al especialista o comentarlo con nuestro pediatra o psicólogo escolar, quien valorará el modo de proceder. Es necesaria la colaboración de todos para ayudar al niño a salir del mutismo, sin forzarlo, con la ayuda de las pauta y técnicas del profesional el niño podrá ir superando poco a poco sus dificultades. Fuente consultada: Guía para la detección e intervención en mutismo selectivo. Agradecemos a Mi mama es psicóloga infantil por compartir la información con nosotros.

Escribir comentario

Comentarios: 0
tienda de juguetes meitoys

Av. Río Churubusco 1120 

Local 9 Col. INFONAVIT Iztacalco,  D.F.

chat meitoys

Teléfono

56-64-94-01

email meitoys
Newsletter meitoys

Métodos de pago: