Autocontrol emocional en los niños

 

Autocontrol emocional en niños

El autocontrol supone la capacidad de inhibir impulsos y permite a la persona elegir sus reacciones tras un proceso de reflexión y toma de conciencia sobre lo que necesita y le conviene, además de proyectarse en el futuro y prever las consecuencias de su conducta. Es una habilidad muy necesaria en nuestra sociedad actual, por eso se recomienda a los padres enseñar a...utocontrol a sus hijos con su propio ejemplo.

A partir de los 6 años, los niños tienen la suficiente maduración neurológica para poder desarrollar diversas estrategias cognitivas para conseguir el autocontrol, como el habla interna, la autoconciencia de las propias conductas y reacciones, la posibilidad de percibir y recordar las respuestas emocionales de los adultos ante las propias conductas, el desarrollo de la voluntad y el manejo de la frustración.

“La autorregulación la realizamos a través de estrategias que ponemos en juego para controlar nuestros impulsos destructivos, resistir las tormentas emocionales, gestionar la ansiedad, tranquilizarse y consolarse uno mismo, aplazar las recompensas y canalizar las emociones y sentimientos”, explica Ana Herrero, miembro del Departamento de Orientación Infantil y Primaria de Colegios Brains.

Consejos para mejorar la capacidad de autocontrol en los hijos
Enséñales a esperar. Se trata de uno de los aprendizajes más importantes que se producen en la infancia para conseguir llegar a ser personas con un adecuado dominio de uno mismo, capaces de establecer metas y perseverar, resistiendo al fracaso y a la frustración.

Todos los padres quieren que sus hijos sean felices y que no sufran. Pero es imposible ayudarles a crecer si no le ofrecemos pequeñas dosis de frustración. Las respuestas casi inevitables de los niños serán el disgusto, el enfado, e incluso la rabieta cuando son más pequeños. Pero no frustrar lo suficiente (padres sobreprotectores) es tan dañino, o más, que hacerlo en demasía (padres autoritarios).

Enséñales a reflexionar. Los adultos podemos ayudar al niño a aprender a utilizar el lenguaje como elemento de reflexión, planificación, análisis, para que pueda entender mejor su entorno, contemple globalmente las situaciones y pueda tomar decisiones. Este proceso no se puede hacer cuando hay demasiada emoción, en medio del conflicto, así que conviene enfriar la intensidad emocional para poder reflexionar y tomar conciencia. Poco a poco, los niños irán interiorizando estas autoinstrucciones, que guiarán su conducta para que sea más reflexiva, consecuente y responsable.

Los padres deben dar ejemplo

Los padres deben ofrecen a sus hijos un modelo de conducta positivo como respuesta a situaciones de tensión (estrés, prisa, cansancio…). “Pero la realidad es que a veces nos desbordamos, perdemos el control, decimos cosas que luego nos arrepentimos, castigamos con cosas que son imposibles de cumplir y dramatizamos, nos derrumbamos y perdemos la confianza”, afirma la orientadora de Colegios Brains.

Estas técnicas os permitirán funcionar adecuadamente cuando vuestro estado emocional alcance una intensidad demasiado alta.
Expresad vuestros sentimientos.Tenemos que ser conscientes de lo que sentimos y darnos cuenta de cómo estamos reaccionando.
Relax.Parad, respirad y contad hasta 10 antes de reaccionar.
Poned distancia.Tomar distancia tanto de espacio como de tiempo ayuda a que la emoción se vaya regulando y diluyendo, siempre y cuando no alimentemos el conflicto en nuestro pensamiento.
Haz deporte con tus hijos. Practicar ejercicio físico, salir a andar, bailar, correr… ayuda a canalizar todas las tensiones que vamos acumulando a diario de una manera sana y positiva.

Agradecemos a TodoPapás por compartir la información con nosotros.

Escribir comentario

Comentarios: 0
tienda de juguetes meitoys

Av. Río Churubusco 1120 

Local 9 Col. INFONAVIT Iztacalco,  D.F.

chat meitoys

Teléfono

56-64-94-01

email meitoys
Newsletter meitoys

Métodos de pago: